AUGC denuncia que la Guardia Civil sigue tolerando en su seno graves actitudes franquistas y antidemocráticas

19/4/2017
Cuadro de temática franquista que se exhibe en la Comandancia de Badajoz. Foto: Eldiario.es Cuadro de temática franquista que se exhibe en la Comandancia de Badajoz. Foto: Eldiario.es

AUGC lleva más de dos décadas denunciando la resistencia de la Guardia Civil a adoptar comportamientos plenamente democráticos, ignorando en demasiadas ocasiones lamentables actitudes franquistas de las que suelen alardear algunos de sus mandos.

Así, esta semana se ha conocido una información relacionada con estas actitudes. Se trata de la exhibición de un cuadro con temática franquista en la Comandancia de Badajoz. Por ello, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Extremadura exige al Ministerio del Interior que retire el cuadro en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, y “por respeto, dignidad, reparación y justicia” con las víctimas del franquismo y sus familiares. El lienzo, situado junto a la puerta del despacho del General de la Zona de Extremadura, representa una exaltación a los “Héroes del Alcázar y otros”, alusivo a la sublevación militar y el golpe de estado franquista.

En este sentido, cabe recordar la denuncia efectuada por AUGC en mayo de 2015 contra el tristemente célebre brigada Jarque, destinado en la provincia de Cádiz, que a través de la red social Twitter se había autodeclarado orgulloso facha, haciendo apología, además, de su fascismo, xenofobia, misoginia y otras tantas aberraciones con las que el funcionario público había adornado su cuenta.

Pero a pesar de lo mayúsculo del escándalo, la única actuación de la Guardia Civil para con el supuesto autor de tan infames mensajes fue ‘gratificarlo’ con unas vacaciones pagadas de tres meses de duración. Y es que “el susodicho Brigada estuvo separado cautelarmente de su destino durante los meses de julio, agosto y septiembre, cobrando íntegramente su sueldo, hasta que transcurrido dicho periodo se reintegró a su puesto.

Actitudes como las referidas no hacen sino venir a ratificar el talante rancio y predemocrático que todavía impera en buena parte de las altas esferas de la Guardia Civil, algo absolutamente inaceptable en un cuerpo policial de un Estado de Derecho del siglo XXI.

Facebook Twitter Google Reddit LinkedIn StumbleUpon Email Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.