El fundador de AUGC José Morata valora positivamente su reunión con la ministra de Defensa, pero es escéptico respecto a su rehabilitación como guardia civil


Morata es uno de los compañeros que fueron expulsados del Cuerpo en los años noventa por su lucha por el derecho de asociación. AUGC lleva años reclamando la reparación de esta injusticia.


Facebook Twitter Whatsapp
El sargento José Morata, fotografiado ante la sede en Castellón de El Mundo. El sargento José Morata, fotografiado ante la sede en Castellón de El Mundo.

El socio fundador de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) José Morata, ex sargento de la Guardia Civil , fue expulsado del cuerpo en los años 90 por una Administración que no veía con buenos ojos el asociacionismo. Muchos años después, Morata sigue en su lucha activa para conseguir la rehabilitación como guardia civil, igual que otros compañeros. Se trata de una reivindicación que AUGC lleva planteando desde hace años, con un intenso trabajo institucional con políticos de los distintos grupos. En esta línea, recientemente Morata y otros compañeros mantenían una reunión con la ministra de Defensa, Margarita Robles. Es un paso adelante en la reparación de una injusticia que cercenó la carrera profesional de José Morata y otros guardias civiles valientes que apostaron por la defensa de los derechos de los trabajadores del Cuerpo.

La reunión mantenida con la Ministra parece haber reactivado un asunto del que se ha hecho eco el diario El Mundo en una extensa entrevista a José Morata en la que éste analiza la situación.

Entre sus respuestas, el fundador de AUGC hace balance del encuentro, calificándolo de "sumamente positivo en cuanto a la compresión y apoyo por parte de la ministra y en cuanto a su solidaridad sobre nuestra situación, que considera totalmente injusta y anacrónica. Pero conscientes ambas partes de las dificultades legales existentes para lograr el objetivo de la rehabilitación. No obstante se encontró una vía que ya había estudiado y planteado la Asociación Unificada de Guardias Civiles, AUGC, para poder solventar estas dificultades técnico-legales".

Pese al balance positivo, el sargento Morata se muestra escéptico respecto a la resolución del caso: "Son ya tres las Proposiciones no de Ley aprobadas solicitando nuestra rehabilitación. Una en 2009 y otra en 2013, presentadas por Rosa Díez (UPyD), aprobadas por unanimidad, y otra presentada en enero de 2019 por Ciudadanos, aprobada por mayoría (el PP votó en contra). Pese a ello, no se ha llevado a su cumplimiento por ninguno de los Gobiernos (PSOE y PP)".

En relación a la incidencia que los vaivenes políticos pudieran tener sobre su rehablitación, Morata recuerda que "los dos partidos mayoritarios han gobernado sin llevar a cumplimiento las Proposiciones no de Ley aprobadas. Es verdad que en este último año ha habido gracias a la asociación GUCIPOL que creamos los expulsados, movimientos positivos en aras del logro de esta reivindicación, habiéndonos entrevistado con los distintos partidos del arco parlamentario, recibiendo el apoyo de todos ellos. También la AUGC, de la que soy socio fundador, lleva años trasladando esta reclamación a políticos e instituciones, haciendo de ésta una de sus principales causas, pero luego en la práctica no ha habido resultados o movimientos para llevar a efecto esta aspiración legítima. Hemos logrado también en los escritos de reivindicación presentados a la Presidenta del Congreso y a los Partidos Políticos del Parlamento el apoyo firmado en dichos documentos de las 12 asociaciones profesionales de la Guardia Civil. Según mis últimas noticias, también el Consejo Asesor de la Guardia Civil ha mostrado su conformidad o apoyo a esta legítima reivindicación".

Sobre el apoyo recibido durante estos años, el sargento Morata valora que "los compañeros, pertenezcan a la asociación que pertenezcan, o sin pertenecer a alguna, siempre han mostrado su respeto y agradecimiento a aquellas personas que en su día iniciamos el largo camino de las reivindicaciones de los derechos cívicos u profesionales de los miembros de la Guardia Civil. Las administraciones es verdad que poco o nada se han interesado por el tema, salvo casos muy puntuales. Cuatro guardias civiles expulsados, no importan a nadie, ni reconocer sus derechos dan votos. Sí quiero significar que ha habido determinados políticos que se han preocupado sinceramente por el tema, pero la Administración y el engranaje en el que funcionan los partidos han hecho imposible el llevar a cabo este apoyo".

PUEDES LEER AQUÍ LA ENTREVISTA COMPLETA

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte