AUGC, la única asociación que se persona como acusación particular en los tribunales para defender a los guardias civiles


Hemos luchado contra ETA por medio de nuestra personación como acusación particular en todos los casos en los que resultaron afectados tanto guardias civiles como sus familias, siendo la única asociación profesional de guardias civiles que ha defendido en los tribunales a los agentes que han sufrido esta lacra. También nos hemos personado en casos como el de Igor el Ruso, el rapero Valtonyc o el reciente crimen de un compañero en Granada.


07/11/2018
Visitas: 1754

Facebook Twitter Whatsapp
Igor el ruso, conducido por dos guardias civiles a su salida de los juzgados de Alcañiz (Teruel). AUGC está personada como acusación particular por el crimen que costó la vida a dos agentes y un ganadero. Igor el ruso, conducido por dos guardias civiles a su salida de los juzgados de Alcañiz (Teruel). AUGC está personada como acusación particular por el crimen que costó la vida a dos agentes y un ganadero.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles, como organización pionera y más representativa de los guardias civiles, se ha situado siempre a la vanguardia de la lucha por los derechos de los trabajadores del Cuerpo en todos los frentes. Entre estos, uno de los más destacados es el que se refiere al ámbito judicial. Por ello esta asociación profesional ha luchado contra ETA por medio de su personación como acusación particular en todos los casos en los que resultaron afectados tanto guardias civiles como sus familias, siendo la única asociación profesional de guardias civiles que ha defendido en los tribunales a los agentes que han sufrido esta lacra.

Fue tras el atentado contra la casa cuartel de Legutiano (Álava), en 2008, cuando se produjo el hito histórico de que, por primera vez, una organización de guardias civiles se sentase en un tribunal frente a los terroristas que habían atentado contra ellos y les pidieran cuentas por sus crímenes a través de su personación en la causa. Se creaba así un nuevo escenario insólito y desconcertante para los etarras y sus letrados. Desde entonces, AUGC se ha seguido personando sistemáticamente como acusación particular contra cualquiera que atentase contra un guardia civil. Así fue en el caso de los agresores de dos guardias civiles y sus parejas en la localidad navarra de Alsasua, en 2016.

Pero al margen de los delitos relacionados con el terrorismo, AUGC también ha actuado en este mismo sentido ante cualquier caso en el que un guardia civil haya sido víctima de un delincuente. El ejemplo más reciente de esto es la personación como acusación particular en el caso de la muerte en acto de servicio del guardia civil José Manuel Arcos, destinado en Granada y que perdió la vida el pasado 14 de octubre a manos de un hombre al que trataba de identificar como presunto autor del robo de un vehículo.

Otra actuación en esta línea de los servicios jurídicos de AUGC fue la personación en el caso de Igor el Ruso, que en diciembre de 2017 acabó con la vida de dos guardias civiles y un ganadero en Teruel.  

Cabe indicar también que las personaciones de AUGC en los tribunales no se limitan a los presuntos autores de estos crímenes, sino que se extienden a cualquier manifestación de odio hacia los guardias civiles. Sin salir del triste caso de Igor el Ruso, hay que recordar que AUGC también se encuentra personada la causa judicial abierta contra tres personas por presuntos delitos de odio por comentarios publicados en las redes sociales en relación a los guardias civiles asesinados en Teruel.

AUGC también ha denunciado en 2018 al rapero Valtonyc por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo tras animar a los asistentes de uno de sus conciertos "a matar a un puto guardia civil" y que se pusiera "una puta bomba al fiscal de una vez".

Además, AUGC también combate desde los tribunales la corrupción dentro de la Guardia Civil. Buen ejemplo de ello es el infatigable trabajo llevado a cabo durante los últimos años por parte de la delegación de Málaga contra esta lacra. Otro ejemplo lo encontramos en Valladolid, donde AUGC solicitaba el pasado mes de septiembre su personación como acusación popular en las diligencias que se siguen en el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid contra un agente de este Cuerpo y otras 18 personas por presuntos delitos de cohecho, falsedad, estafa, tráfico de influencias y prevaricación administrativa.

En resumen, desde AUGC se siguen peleando en los tribunales desde hace años por la reparación de cualquier daño que pueda sufrir un guardia civil y sus familiares, ya sea por acciones de terrorismo, delitos comunes o incitación al odio contra ellos. Y lo hace, como siempre, en solitario como asociación histórica y más representativa. En estas líneas se han citado tan solo unos ejemplos de esta línea de trabajo que seguirá manteniéndose con firmeza siempre que un compañero haya sido víctima de cualquier tipo de crimen.

 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte